Con la digitalización de las empresas y la llegada del teletrabajo, el sector tecnológico acabó liderando el mercado laboral. Desde entonces, la oferta supera a la demanda. De hecho, España cuenta con más de 120 000 puestos sin cubrir. Para cambiar radicalmente esta situación, es esencial que conozcamos qué es la empleabilidad y cuáles son los pasos para desarrollar nuestro perfil profesional.

perfiles mas empleabilidad

¿Qué es la empleabilidad?

Entendemos por empleabilidad la capacidad de resultar atrayentes para las empresas que son de nuestro interés. Para ello, es necesario que los conocimientos, las aptitudes y las circunstancias personales se adapten a las demandas del mercado laboral. De lo contrario, quedaremos “fuera de juego”. Sin embargo, uno de los mayores retos que vivimos en la actualidad es la rapidez con la que debemos amoldarnos a los cambios. Por este motivo, es crucial cuidar y responsabilizarnos de nuestra habilidad para cautivar a los empleadores.

Por tanto, la definición de empleabilidad podría resumirse en nuestra capacidad para observar las tendencias y requerimientos del mercado laboral y orientar nuestro perfil profesional al mismo.

Factores de la empleabilidad

Para que las empresas muestren interés en nuestro perfil profesional es fundamental pasar a la acción. Es decir, identificar cuáles son los factores de la empleabilidad.

Formación y experiencia profesional

Más allá de la archienemiga “titulitis”, la formación académica y complementaria es uno de los principales factores que influyen en la empleabilidad. No obstante, es aún más importante la capacidad de poner estos conocimientos en práctica. Tanto es así que ha nacido la cultura del “aprendizaje continuo”, en la que prima la formación a lo largo de la vida, sea del tipo que sea. Para ello, la iniciativa y la responsabilidad son habilidades necesarias —y muy valoradas por los empleadores—.

Por otra parte, la experiencia profesional es un componente más de la empleabilidad. Sin embargo, tanto su ausencia como su exceso pueden suponer una dificultad añadida. Por esta razón, conviene entrenar la iniciativa y la flexibilidad, realizar prácticas formativas e identificar los empleos que se ajustan a nuestro perfil profesional.

Competencias digitales

Si existe un factor que resume qué es la empleabilidad, este se centra en las competencias digitales. Tanto las soft skills como las hard skills enfocadas a la tecnología no solo favorecen alcanzar los objetivos del negocio, sino que promueven equipos y empresas más competitivas. La resolución de los problemas a partir de herramientas digitalizadas, la creación de contenido, la comunicación a través de entornos digitales y la capacidad de obtener información veraz y eficaz son algunas de estas competencias.

factores empleabilidad actualidad

Conocimientos técnicos y de idiomas

No es ninguna novedad que el dominio del inglés y otras lenguas es un valor añadido para cualquier perfil profesional. Además, el uso de aplicaciones específicas, equipos e instrumentos son un extra que puede favorecer la empleabilidad. Eso sí, en ambos casos es imprescindible adquirir el nivel adecuado, especialmente antes de aplicar a un puesto de trabajo.

Demanda del mercado

Un factor que puede influir en la empleabilidad es la propia evolución del mercado laboral. Al fin y al cabo, este no es estático y requiere de una renovación constante por parte de los profesionales. Por tanto, conviene mantenerse informado de las habilidades que se demandan en nuestro sector y seguir actualizándonos.

Actitud y hábitos de búsqueda

Por último, nuestra disposición en el momento de buscar un nuevo empleo puede ser clave para el éxito. A fin de cuentas, las horas que invertimos en la búsqueda son un paso necesario para encontrar la oportunidad que deseamos. Por ello, conviene cuidar nuestras palabras y acciones, así como la forma en la que afrontamos las circunstancias que nos ha tocado vivir. No tenemos poder sobre las fluctuaciones del mercado laboral, pero sí sobre nuestra actitud.

¿Cómo mejorar la empleabilidad?

Como hemos visto, nuestro control sobre la realidad es limitado. Es decir, no tenemos capacidad para decidir si una empresa lee nuestro currículum o se decanta por nuestro perfil profesional. Sin embargo, sí tenemos la posibilidad de sobresalir entre el resto de candidatos.

Manejarse en el entorno digital

Una de las herramientas para mejorar la empleabilidad es el dominio de habilidades digitales. El análisis de datos, la investigación UX, el social media y el desarrollo web son tan solo algunos ejemplos. Además, el teletrabajo continúa presente en multitud de empresas, especialmente del sector tecnológico, de modo que el desarrollo de competencias digitales es una oportunidad para acceder al mercado laboral.

Entrenar las soft skills

Las soft skills o “habilidades blandas son las cualidades que se adquieren a través del conocimiento de uno mismo y las relaciones interpersonales sanas, y una de las habilidades más demandadas por las empresas es el trabajo en equipo. Al fin y al cabo, saber colaborar con un grupo de personas requiere cooperación, paciencia, empatía y tolerancia, así como compartir conocimientos y tener la capacidad de delegar tareas a otros compañeros.

A su vez, la autonomía e iniciativa para actuar sin necesidad de esperar la ayuda de otra persona es sinónimo de “responsabilizarnos de nuestros actos”. Además, la adaptación al cambio, así como la flexibilidad y la creatividad, da lugar a contemplar nuevas posibilidades en un mercado en constante renovación.

Competencias digitales empleabilidad

Aprender y aprender

Si existe una forma de mejorar la empleabilidad, esa es aprender siempre que nos sea posible. Actualizar los conocimientos y las habilidades es fundamental en cualquier profesión. De hecho, ¡el acceso a nueva información nunca fue tan sencillo! El aprendizaje continuo, sea formal o informal, nos permitirá adaptarnos a los avances, perfeccionar nuestras destrezas en el puesto de trabajo y mantener el ritmo de cambio constante.

Conocer nuestro índice de empleabilidad

Entendemos por nivel de empleabilidad cuán atractiva puede ser nuestra solicitud para una empresa. Para evaluarlo, basta con conocer nuestras características como candidato, es decir, si estamos dispuestos a residir en otro lugar, cuál sería nuestra disponibilidad horaria y qué tipo de contrato aceptaríamos. Además, también se tiene en cuenta la experiencia laboral y la formación académica, los contactos profesionales e, incluso, la tasa de desempleo del sector al que pertenecemos.

Tener claro qué queremos

Por último, tener en cuenta cuáles son nuestras expectativas laborales y salariales mejorará nuestra empleabilidad, ya que reducirá o ampliará el rango de empresas a las que contactar y optimizará nuestro tiempo en la búsqueda. Además, saber qué queremos conseguir y qué situaciones no estamos dispuestos a asumir nos llevará a establecer planes alternativos, como cambiar de ciudad o, incluso, de sector.

profesiones empleabilidad

5 profesiones y carreras con más empleabilidad

Una vez que hemos comprendido este concepto, podemos realizar los cambios necesarios para mejorarla. De todos modos, el mercado laboral siempre ofrece la opción de acceder a carreras con mayor empleabilidad. Estas son algunas de las profesiones que aumentan nuestra posibilidad de encontrar empleo.

Desarrollo de software

Las aplicaciones, los programas, las hojas de cálculo, el reproductor de vídeo y el navegador son algunas de las creaciones de un desarrollador de software. En resumidas cuentas, este perfil es aquel que posibilita usar el ordenador, el teléfono móvil y cualquier dispositivo inteligente a los usuarios. Por tanto, la empleabilidad de este profesional está más que asegurada.

Diseño UX

No todas las páginas webs ni aplicaciones son igual de amigables. Debido a la necesidad de hacer que la experiencia de usuario sea excelente, nace el diseño UX. De hecho, en ESDIMA conocemos la importancia de crear una que cubra todas las necesidades del consumidor. Por esta razón, contamos con el Curso de Diseño Web UX. Además, según datos del informe «Estado del Mercado Laboral en España 2017» de Infojobs y ESADE, la demanda de diseñadores UX creció en un 560 % en tan solo 10 años. ¡No podemos ni imaginar cómo será en el futuro!

Marketing

La gestión de contenidos en marketplaces y las ventas online a través de anuncios tienen un denominador común: el marketing digital. Al fin y al cabo, esta disciplina es el reflejo de las demandas sociales que la empresa busca satisfacer. Es por esta misma razón que el marketing es una de las carreras con mayor empleabilidad.

Diseño gráfico

El diseño gráfico es relevante en la creación de contenidos en línea. De hecho, la presencia digital de las empresas en Internet ha dado lugar a la necesidad de contratar especialistas capaces de diseñar páginas webs, logos, cartelería y packaging, entre otros muchos productos. Para llevar a cabo los proyectos del Curso de Diseño Gráfico de ESDIMA, los alumnos emplean herramientas como Photoshop, Illustrator e InDesign.

Desarrollo web

Aunque su trabajo no siempre es visible, la tarea del desarrollador web es crucial, pues es el perfil encargado de la construcción y el mantenimiento de los sitios web o aplicaciones. Para ello, este debe determinar las necesidades del cliente y, teniendo en cuenta esta información, poner en marcha una interfaz atractiva y funcional.

Preguntarse qué es la empleabilidad y cómo mejorarla es más habitual de lo que pueda parecer. Al fin y al cabo, nos queda mucho camino por recorrer. Y es que subirnos a la ola del cambio continuo no es fácil, pero sí imprescindible. Por este motivo, debemos estar atentos a la evolución del mercado laboral ¡y no perder de vista las carreras con más empleabilidad!

Empleabilidad perfil laboral

    ¿MÁS INFORMACIÓN?