A la hora de diseñar una página web, pueden surgir errores. Cuando estos errores se repiten una y otra vez, se tienden a conocer cómo habituales, y son los que destacamos en este artículo, para que no tengas que lidiar con ellos.

Diseñar página Web

Los principales errores al diseñar una página web

Diseñar una página web puede parecer sencillo para algunos y complejo para otros. Sobre gustos no está nada escrito pero sí sobre errores, porque un error es algo que está mal y que debemos solucionar. Por ello, para tener una buena página web y hacer un diseño profesional, necesitamos conocer los más habituales. También para conocerlos más a fondo es conveniente formarse en un Máster de Diseño Gráfico y Web UX.

¿Qué se suele hacer mal? Estos son los principales errores:

Falta de usabilidad

La usabilidad es fundamental para garantizar que una página web es cómoda para el usuario. Toda web debe ser intuitiva y guiar al usuario en su recorrido, de tal forma que encuentre todas las opciones fácil, sin buscar demasiado. Por ello, la falta de usabilidad es un error habitual y no debes caer en ello.

Botones que no funcionan

Olvidarse de colocar un enlace en un botón es otro de los principales errores cuando diseñamos una página web. Puede parecer poco importante, pero podemos perder mucho tráfico o al usuario si esto ocurre.

Formulario de contacto con errores

El formulario de contacto es una de las partes esenciales de un sitio web y debemos saber configurarlo correctamente. A veces el plugin deja de funcionar o puede que escribamos mal el correo. Si eso pasa, no recibiremos ningún mensaje. Revisa cada cierto tiempo que está operativo.

Letra demasiado pequeña

Optar por un tipo de letra demasiado pequeña es otro de los errores garrafales que se cometen al diseñar una página web. Si esto pasa, el usuario podría tener problemas para leer el contenido y terminar en la competencia.

Tipo de letra poco legible

Utilizar un tipo de letra demasiado moderno o que no se entiende puede dar lugar a confusión a la hora de leer lo que mostramos en un sitio web. Es mejor que sea un tipo de letra popular, sencillo y sobre todo legible.

Uso de colores que daña a la vista

A la hora de elegir los colores de tu página web, es importante que te pares para evitar que hagan daño a la vista del usuario. Normalmente, se recomienda una letra negra sobre un fondo blanco. Depende mucho del tipo de web o de su objetivo, pero es importante que los colores no molesten a la vista.

Demasiados pop-ups o anuncios

Optar por un pop-up de vez en cuando puede ser interesante para captar al usuario, pero hay páginas web que abusan demasiado de este tipo de diálogos. Evítalos en la mayor medida de lo posible. Cuanto más rápida sea la web, mejor. Lo mismo en cuanto a la publicidad, no te pases.

Faltas de ortografía

Da una mala imagen mostrar una web con contenido lleno de errores y de faltas de ortografía. Recuerda que menos es más, y que es importante que los textos publicados estén revisados, para que se pueda transmitir una imagen positiva.

Página web lenta

Una web lenta es otro de los lastres y errores que se cometen dentro del diseño. Puede deberse al hosting o bien a que la web no está bien optimizada o tiene demasiado contenido dinámico. Es importante que vaya rápida.

Sin HTTPS

Hoy en día una web sin HTTPS es una terrible noticia para Google y para nosotros mismos si se da el caso, porque Google prioriza a las webs que tienen el protocolo de seguridad SSL. Actívalo y securiza tu sitio web.

Contenido de poca calidad o duplicado

Otro de los errores garrafales que cometen muchos usuarios en sus páginas webs es optar por contenido que es de poca calidad o que es copiado y pegado de otros sitios. Si esto ocurre, Google te puede penalizar. Es importante que te pares y que el contenido sea único y de calidad.

Sin versión móvil

Es fundamental que hoy en día las webs tengan un diseño responsive para adaptarse al móvil, a la tablet y al ordenador. En definitiva, a los distintos tipos de dispositivos que hay. Es necesario y uno de los aspectos que mejor valora Google.

Enlaces rotos o 404

Este error en las páginas web es, lamentablemente, habitual. Consiste en tener enlaces internos o externos a sitios que ya no existen y que por tanto muestran un código de error 404. Lo mejor es que los revises manualmente para que esto no pase. También puedes comprobar si tienes enlaces rotos con un plugin.

Siguiendo estos consejos no tendrás que preocuparte nunca más por los errores a la hora de crear un sitio web. Estos son los más habituales y ahora sabes cómo evitarlos. ¡Esperamos que te haya sido de gran ayuda!

¿MÁS INFORMACIÓN?