¿Sabías que el número de diseñadores que trabajan como autónomos está aumentando?, ¿o que cada vez más empresas buscan a profesionales a distancia? Si aún tienes dudas en ejercer tu profesión en una empresa, agencia o por tu cuenta, a continuación, podrás conocer las ventajas, desventajas y el día a día de trabajar de diseñador freelance.

Por supuesto, podrás leer también las nuevas tendencias en diseño web, gráfico, usabilidad y experiencia de usuario, entre otras, y los requisitos que más se valoran en la actualidad para un diseñador freelance.

Ventajas y desventajas de trabajar como diseñador freelance

Después de la pandemia y la llegada del teletrabajo, muchas personas se han acostumbrado a trabajar desde casa, o mejor, a hacerlo desde cualquier lugar del mundo. Por eso, cada vez más profesionales apuestan por trabajar de diseñador freelance para poder aprovechar todas sus ventajas. Porque sí, trabajar de lo que te gusta y con la flexibilidad que ofrece una profesión freelance y en remoto puede ser la situación perfecta para muchos, pero no tanto para otros. Hacemos un repaso por las ventajas y desventajas de trabajar como diseñador freelance.

Diseñador freelance madrid

Ventajas de trabajar de diseñador freelance

Para la mayoría de los profesionales, ser su propio jefe es una aspiración que cada vez parece más cercana. Sin duda es una ventaja, pero no la única. Estas son algunas de las más valoradas por la mayoría de los trabajadores freelances.

  • Tú eliges tus tiempos: esta es probablemente la primera ventaja. Si no quieres madrugar o prefieres estar ocupado los fines de semana para poder ir a la playa o a la montaña cuando hay menos gente, puedes hacerlo. Harás tus propios puentes y, en definitiva, elegirás cuándo es hora de trabajar y de descansar.
  • Proyectos apasionantes: una de las grandes ventajas de trabajar de freelance es que puedes aceptar o rechazar propuestas en función de tus intereses, valores o sensaciones con el cliente. Esto no significa que no tengas que aceptar proyectos que no te gusten, sino que puedes aspirar a llegar a ese punto donde tus preferencias estén alineadas con la estrategia de tu negocio. Además, también puedes ir a buscar de manera proactiva marcas o trabajos que te puedan interesar.
  • ¿Jornada laboral de 4 días?: sí, es posible, solo tendrás que organizarte un poco mejor y podrás tener esta soñada jornada. Aunque no te sorprenda si tienes que echar más horas al principio.
  • Formación: si organizas tu tiempo podrás dejar algún espacio para seguir aprendiendo y apuntarte a cursos, eventos y charlas. La flexibilidad horaria y el ahorro de tiempo de desplazamientos en tu día a día se convierten en una gran ventaja para seguir en constante aprendizaje.
  • Más creatividad: en las agencias o empresas siempre existen límites y normas. Pero ahora las eliges tú y puedes extender tu creatividad tanto como desees.
  • Nuevas herramientas: también, en las agencias de marketing, de diseño y en las grandes empresas, las herramientas para diseñar, ya sea gráfico o web vienen determinadas. Pero si trabajas de diseñador freelance podrás seleccionarlas tú.
  • Crecimiento ilimitado: en una empresa, el salario puede aumentar, pero lo hará lentamente y con los años, y siempre habrá un techo bien definido. En cambio, como diseñador web freelance e implementando una buena estrategia de marca personal, en pocos años podrás aumentar de manera exponencial tu salario y el límite estará donde tu tiempo u organización alcancen.

Qué tener en cuenta

A pesar de toda la larga lista de ventajas, no todo es perfecto y existen algunos inconvenientes como la inestabilidad, pues puede que un mes tengas diez clientes y al siguiente solo tres. También el inicio suele ser un momento complicado, o llegar a conectar con tus clientes. Sin contar con los problemas de organización que pueden surgir.

No obstante, para todo problema existe una solución, al menos si decides trabajar de diseñador freelance. Puede que los primeros meses sean más complicados, pero poco a poco encontrarás tu hueco. Veamos algunas de las principales dificultades a los que hay que enfrentarse como profesional freelance.

  • Soledad: sentirse solo es muy común entre trabajadores por cuenta propia y es que no tienes con quién compartir tu día a día ni un apoyo para expresar tus dudas. Para disminuir esta sensación es importante encontrar mecanismos como comunidades de freelance o teletrabajadores, sesiones de masterminds o coworkings donde compartir tiempo y experiencias con otros perfiles similares al tuyo.
  • Organización: una buena organización es la base de cualquier proyecto y a veces los plazos, tareas y obligaciones pueden superarnos. Investiga y adopta las herramientas que mejor te vengan como alarmas, una agenda, programas de gestión, etc. Poco a poco descubrirás recursos que pueden hacerte el día a día más sencillo.
  • Autogestión y autoconocimiento: trabajar como freelance es una excelente manera de enfrentarte a ti mismo, conocerte y superarte. Mantener un equilibrio entre tu vida privada y profesional, saber cuándo eres más productivo o detectar cuáles son las tareas que más te cuestan y por qué son preguntas fundamentales a las que tendrás que ir respondiendo.
  • Multitasking: ser freelance implica tener abiertos infinidad de frentes. No solo tienes que saber diseñar, sino que debes aprender a gestionar un negocio. Esto implica vender, preparar estrategias, controlar las cuentas y pagar los impuestos. También tendrás que tomar decisiones de inversión, de ampliación de equipo o de seguir una u otra dirección en tu negocio.

Madrid diseñador freelance

Claves para convertirse en un diseñador freelance

Te damos algunas claves para que puedas ponerte manos a la obra.

Crear una marca personal

Crear una marca personal es más importante de lo que crees. No debes complicarte en exceso, pero sí que tiene que ser un trabajo constante y a medio-largo plazo. Una web se convertirá en tu mejor porfolio, y unas redes sociales actualizadas y con contenido de interés en las mejores aliadas para que tus futuros clientes te sigan la pista.

Flexibilidad con horarios

Que elijas tus propios horarios no significa que no los tengas. Para convertirte en diseñador freelance necesitas ser una persona organizada y disciplinada. Olvídate de los “para después”. Si vas a trabajar de esto debes respetar tanto tus horarios de trabajo como de descanso.

Servicios y tarifas específicos

¿Los demás saben qué servicios ofreces y cuáles no?, ¿crees que tus potenciales clientes entienden bien qué es un diseñador?, ¿has establecido los métodos de pago? Antes de lanzarte a trabajar en solitario deberás crear una larga lista de documentos donde redactes tus propias reglas, según las cuales vas a desarrollar tu actividad. Tus clientes deben conocerlas para evitar malos entendidos.

Networking

Aunque trabajes por tu cuenta, puedes tener compañía. No hay nada más ventajoso que una red de contactos. Por un lado, busca el apoyo de otros freelances, compartid consejos y herramientas. En segundo lugar, crea una red de clientes amplia, de modo que puedas pedir reseñas y recomendaciones.

Actualiza tus conocimientos y tus precios

Poco a poco irás ganando en conocimiento de diseño y en experiencia como freelance. Por eso, tus precios deben crecer al mismo ritmo que lo hace la demanda en tus servicios. Y ten en cuenta que el precio que pongas también envía un mensaje a tus posibles clientes.

Contabilidad y fiscalidad básica

Al trabajar como autónomo debes rendir cuentas a hacienda y a la seguridad social sin el respaldo de una empresa detrás. Siempre es recomendable contar con un profesional que pueda ayudarte a hacer las declaraciones trimestrales, pero no quita que debas adquirir unos conocimientos básicos de cuáles son tus responsabilidades fiscales e informarte de posibles ayudas y subvenciones.

Claves diseñador freelance

Cuál es el día a día de un diseñador freelance

Después de conocer las claves necesarias para convertirte en un diseñador freelance, seguro que puedes imaginar el día a día. Estas son algunas de las tareas que cualquier diseñador freelance realiza de forma periódica:

  • Buscar nuevos clientes o fidelizarlos
  • Definir estrategias de marketing y promoción
  • Hacer un trabajo de investigación de cada nuevo cliente
  • Contestar emails, llamadas y videollamadas
  • Mantener al día las redes sociales de tu marca
  • Gestionar calendarios y priorizar tareas
  • Buscar nuevos conocimientos y herramientas
  • Crear bocetos y diseños
  • Hacer facturas y llevar un control de ingresos y gastos de tu negocio

Si pensabas que trabajar de diseñador freelance consistía en diseñar, nada más lejos de la realidad. Te hemos puesto algunos ejemplos genéricos, pero cada profesional debe dirigirse a sus propios objetivos y las acciones específicas serán muy diferentes.

Tendencias y requisitos de un diseñador

En diseño web y gráfico existen muchas tendencias, algunas no pueden unirse bajo una misma marca y otras son completamente complementarias. En estos últimos años estas han sido algunas:

  • Modo oscuro
  • One page
  • Scroll interactivo y horizontal
  • Tipografías grandes y gigantes
  • Logotipos simplificados
  • Diseño minimalista
  • Estilo años 90

Una persona que trabaja de diseñador web freelance debe estar al tanto de todos los cambios y novedades, ya que no obedecerá a los mandatos de ninguna compañía. Por eso, para ser diseñador por cuenta propia hay que cumplir con dos requisitos principales.

El primero, una personalidad líder. Es decir, se necesita ser una persona proactiva, creativa y capaz de afrontar grandes retos, un trabajador que abra camino sin una guía que vaya marcando los pasos.

El segundo, estar en constante aprendizaje. Tener una personalidad fuerte pero flexible, capaz de adaptarse a las circunstancias y aprender de los errores. Un freelance es un eterno estudiante y por ello, debe estar al tanto de las principales escuelas, cursos, másteres, etcétera. En Esdima ofrecemos formación en diseño web y gráfico completamente adaptados a los diseñadores autónomos y a la actualidad del marketing.

El perfil de diseñador web y gráfico es muy demandado en la actualidad, por ello cada vez más personas deciden ofrecer sus servicios en esta materia. Pero al igual que aumenta la demanda, la oferta también lo hace y si es difícil diferenciarte de tu competencia, más aún lo es si estás trabajando de diseñador freelance.

Sin duda, la principal característica o ventaja competitiva en este caso es el conocimiento y el aprendizaje constante, tanto el adquirido con la experiencia como con formación a través de escuelas o mentores para no quedarte atrás.

Diseñador freelance madrid

    ¿MÁS INFORMACIÓN?