Las tareas y responsabilidades de un arquitecto pueden ser muy distintas en cada momento. Un día está sentado en su oficina dibujando planos o bocetos y el otro va a la construcción a supervisar los avances, y en todo esto influyen su tipo de trabajo y su especialidad. Sin embargo, existe una actividad que es recurrente en la mayoría de los casos: realizar renders en Revit. Esto permite obtener una representación realista de cómo se verán las obras, y por eso forma parte esencial de su trabajo.

Además de los arquitectos, los renders hechos con Revit también son algo habitual para los diseñadores de interiores. Al fin y al cabo, su profesión se basa en crear espacios funcionales y atractivos, y eso pasa por poder visualizarlos antes de ejecutar. Esto sin hablar de la importancia que tienen dichas representaciones para el cliente, cuya opinión depende en gran medida del primer impacto con el diseño propuesto en el render.

Hoy vamos a conocer en qué consisten y cómo se hacen los renders en Revit, uno de los principales softwares de los profesionales de la arquitectura y la construcción.

¿Qué es un render?

Antes de entrar en materia respecto a los renders en Revit, primero hay que conocer en qué consiste un render. Esta palabra es en realidad una abreviación que puede corresponder a otras dos: renderización y renderizado, que son la acción y el resultado de hacer representaciones gráficas.

Cuando hablamos del sustantivo, un render es una imagen digital que se genera a partir de modelos en dos o tres dimensiones de construcciones u objetos. Debe representarse lo más realista posible, como si se tratara de una fotografía, para dar una idea clara de cómo se verán las obras una vez se hayan terminado.

En los proyectos arquitectónicos, los renders son el punto de partida y continúan guiando durante toda la construcción. Esto permite ahorrar recursos y tener mayor orden y eficiencia, pues siempre está claro a dónde se quiere llegar y no hay cambios imprevistos en el diseño.

Render Revit

Tipos de renders

Aunque lo primero que viene a la mente al hablar de render es una imagen fija, la evolución de las herramientas digitales y los programas especializados han dado lugar a varios tipos.

  • Render conceptual: también se le conoce como concept y se trata de la primera representación gráfica del proyecto. Funciona como una especie de boceto en el que se puede transmitir la esencia y las ideas principales, pero sin entrar en demasiados detalles. Es el menos realista de los renders, ya que no pretende parecer una foto, sino tan solo plasmar los rasgos elementales. Aquí suelen usarse volúmenes transparentes y pocas florituras.
  • Render estático: es una imagen digital hiperrealista de un espacio o construcción. La mayoría de las veces corresponde a la fachada, pero también se seleccionan cortes interiores. Lo ideal es que sea armonioso y muestre la mayor cantidad de detalles posible desde una perspectiva atractiva a la vista. Entre ellos se incluye mobiliario, iluminación y decoración.

Render Revit

  • Render 360: se trata de una sucesión de renders estáticos que crean una imagen panorámica y permiten ver cualquier objeto o edificio de manera interactiva. En este caso, los movimientos solo se pueden hacer en forma de giro hacia los lados y arriba y abajo. Sin embargo, no es posible adentrarse o alejarse de la perspectiva.
  • Maqueta 3D: es una vista superior de la construcción desde la cual se observa la manera en cómo se distribuye el espacio y se comunican las distintas habitaciones. Resulta clave para garantizar que las medidas de las divisiones y el mobiliario sean las adecuadas.
  • Tours virtuales: son la representación más completa del proyecto y constan de un recorrido por todos sus espacios. Estos tours se realizan a partir de renders estáticos que se unifican y se editan con programas especiales de vídeo. El resultado son clips con una gran variedad de vistas y efectos de sonido, lo que evoca un viaje inmersivo por el lugar.

Cómo hacer renders con Revit

Revit de Autodesk es uno de los softwares de referencia de los profesionales para realizar sus representaciones de arquitectura e interiorismo. Por esta razón, saber hacer un render en Revit es algo básico para cualquier persona que quiera desarrollarse en uno de estos campos. Por suerte, se trata de un proceso relativamente sencillo, y los pasos generales son los siguientes:

1. Colocación de la cámara

Lo primero que hay que hacer es definir el lugar de la cámara en el punto deseado del proyecto. Dependiendo de dónde esté se obtendrá la vista que ella apunte, tal y como si se tomara una fotografía en la vida real. Esto se hace con tan solo dos clics: el primero para situarla y el segundo para establecer su dirección. A partir de aquí se selecciona la opción de renderizado, que puede ser local o en la nube, y se generan las imágenes. Es posible poner tantas cámaras como renders sean necesarios

2. Ajustes de exposición

Con las vistas ya listas, es momento de configurar los matices de luz y saturación. Se trata de algo rápido, pero que puede marcar una enorme diferencia en los resultados. Por ejemplo, el nivel de brillo y contraste, así como la temperatura de las luces, definen si el render corresponde a interiores o exteriores, si hay entradas de luz natural o si se proyectan sombras sobre él.

Revit Render

3. Configuración de detalles

Es la etapa más creativa y que consume más tiempo del renderizado en Revit. En ella se juega con los objetos y sus colores, texturas y dimensiones. Con esto se crea una representación que no solo es fiel a la estructura arquitectónica, sino que transporta a cómo sería cualquier situación cotidiana. Se pueden usar las familias Revit predefinidas, importar o incluso crear nuevas, según las necesidades de cada proyecto.

4. Exportación

Una vez se han definido todos los detalles y se obtiene el resultado final, llega el momento de cerrar el renderizado y exportar las imágenes. Es algo que puede tardar algún tiempo, dependiendo de la resolución escogida, que va desde el formato de trabajo hasta 4K, además de la capacidad de procesamiento del ordenador. En cuanto al tipo de archivo, las extensiones más comunes son .jpg, .png y .tiff, esta última con información referente a la exposición.

Softwares y plugins complementarios para los renders en Revit

Revit es un programa muy completo desde el cual se pueden hacer renders de forma nativa y con resultados profesionales. Sin embargo, sus aplicaciones no se limitan al renderizado, sino que abarcan más procesos del diseño arquitectónico y la metodología BIM en general. Es por eso que muchos profesionales optan por combinarlo con otros softwares realmente especializados en representación gráfica. La integración puede ser total o parcial, pero los renders obtenidos resultan mucho más realistas y se dispone de más recursos. Mencionamos los más usados en el mercado.

Lumion

Es uno de los softwares de renderizado más empleados por arquitectos y diseñadores. Fue desarrollado por la firma Act-3D, especializada en modelado 3D digital, y se acopla con otros programas BIM. Para funcionar con Revit es necesario exportar los archivos y crear una sincronización que permita ir haciendo cambios en tiempo real.

La interfaz de Lumion es de las más sencillas e intuitivas en comparación con la competencia, y tiene una amplia biblioteca de objetos. Destacan las plantas y mobiliarios pequeños, que son clave para diseños bien cuidados y llenos de detalles.

Enscape

https://www.youtube.com/watch?v=tvZCL2znM8o&ab_channel=Arcux

Se integra dentro de Revit y proporciona un gran control en la parametrización de todos los elementos y objetos, que se van visualizando en el render a medida que se configuran. Brinda la posibilidad de exportar archivos que se ejecutan sin necesidad de usar Enscape o el mismo Revit, lo que supone un acceso más sencillo para todo tipo de usuarios. Una de las opciones más llamativas es la exportación en HTML, con la que se accede al render desde cualquier ordenador con conexión a internet. También se puede llevar a gafas de realidad virtual, para una experiencia inmersiva.

V-Ray

Este programa de la firma Chaos Group no solo sirve para renderizado arquitectónico, sino también para otras aplicaciones como diseño de productos y accesorios. Funciona como una extensión dentro de la misma interfaz de Revit, lo que supone una gran ventaja al no tener que exportar archivos, hacer sincronizaciones ni trabajar en dos programas diferentes.

La disposición de menús y opciones en la barra de herramientas de V-ray es lógica y ordenada, desglosando los elementos en una secuencia similar a la que seguiría el usuario. Trabaja con una librería independiente de objetos, pero se integran todos muy bien a Revit y ofrece muchas posibilidades. Eso sí, por ser un software potente y tener una gran capacidad de procesamiento de imágenes, es necesario contar con un ordenador de buenas prestaciones en cuanto a gráficos, CPU y memoria RAM.

Unity Reflect

Es una alternativa sencilla que suele resultar atractiva para estudiantes o profesionales que inician su trayectoria. Unity, la firma madre, está enfocada en el mundo de los videojuegos, pero su programa Reflect se especializa en el render de arquitectura.

El espacio de trabajo es rápido y fluido, y tiene una especial utilidad para renders de proyectos de realidad aumentada y realidad virtual. En cuanto a su licencia, es de suscripción anual y hay versiones para creadores y colaboradores.

TwinMotion

Al igual que Unity, TwinMotion la desarrolla una firma de videojuegos, en este caso Epic Games. Funciona como un programa aparte que se debe sincronizar con Revit para poder ejecutar los cambios en tiempo real, pero la integración es veloz y bien lograda.

La curva de aprendizaje de TwinMotion es muy rápida y tiene un buscador inteligente para localizar objetos de acuerdo con las características de cada escena. En cuanto a variedad, destaca en terrenos, elementos decorativos, vehículos y personas.

Los renders Revit tienden a estar infravalorados, pues este software se asocia más con el modelado 3D y la metodología BIM. Sin embargo, su capacidad nativa de renderizado es sorprendente y permite hacer representaciones de calidad tanto a nivel académico como profesional. Por eso, cualquier persona que se dedique o planee dedicarse al diseño arquitectónico debería saber manejar este programa y ser capaz de desarrollar sus renders en él. Tú también puedes hacerlo con nuestro Máster BIM de Arquitectura Revit, que te dará todas las bases para desempeñarte en este competitivo campo profesional, cuyas oportunidades laborales no paran de crecer. Ponte en contacto con nosotros y te daremos toda la información para que comiences cuanto antes.

¿MÁS INFORMACIÓN?