Entre los diseñadores gráficos hay una especie de disputa sobre si elegir Mac o PC para el diseño. Los equipos de la firma Apple y los que funcionan bajo el sistema operativo Windows (conocidos como PC) son los dos referentes, y a día de hoy no existe consenso sobre cuál es mejor.

Tradicionalmente, se ha dicho que los grandes diseñadores, arquitectos y demás profesionales de la rama creativa utilizan Mac. Aunque no se puede hacer una afirmación rotunda, hay varias razones que dan lugar a esa percepción. Lo primero es que las escuelas de diseño de los años ochenta y noventa usaban los equipos de Apple por su sencillez. De igual forma, las primeras versiones del programa de edición de fotos, Photoshop, se limitaban al sistema operativo macOS. Por último, la marca siempre ha puesto especial atención a la calidad de los colores en pantalla y a las fuentes tipográficas, dos elementos indispensables en el diseño gráfico.

Por su parte, los PC que funcionan con Windows suelen ser la opción predilecta por las grandes empresas y sus departamentos de marketing. Esto se extiende a los profesionales que trabajan por cuenta ajena y crea un mercado importante dentro del sector. Además, son la primera alternativa para ordenadores personales, y muchas veces se convierten en la herramienta principal de quienes comienzan a dar sus pasos en diseño.

Hoy vamos a revisar las características del Mac y el PC, y las consideraciones que debes tener a la hora de elegir este instrumento de trabajo.

MAC PC

¿Qué es mejor: una Mac o una PC para diseño?

La pregunta del millón no tiene una respuesta única, y al igual que sucede con iOS y Android en el terreno de los móviles, los Mac y los PC tienen adeptos y detractores en todos lados. Más allá de enfocarnos en la marca, la atención debe estar en el hardware de cada equipo, pues de él dependerá el rendimiento y la experiencia de uso.

En líneas generales, los programas de diseño tienen un gran consumo de recursos en el ordenador, y por eso es importante elegir uno potente y con prestaciones suficientes. En este sentido, tanto un Mac como un PC puede cumplir con creces y adaptarse a los requerimientos de cada cuál. Sin embargo, sabemos que la batalla continúa, así que te contamos las características más relevantes de ambas opciones. De esa manera tendrás una idea general de lo que puedes esperar al margen de las especificaciones técnicas.

Características de un Mac para diseño

  • Nitidez

Los monitores de los ordenadores Mac tienen hasta 500 nits de brillo y pantallas Retina, que suponen una altísima densidad de píxeles y muestran más de mil millones de colores de forma nítida y realista. Esto se evidencia sobre todo en las impresiones, que son idénticas a las composiciones en el monitor, lo cual es indispensable en el diseño gráfico.

  • Unificación

Apple se encarga de fabricar tanto el sistema operativo como el equipo en sí mismo, por lo que la fluidez es bastante notoria. Los Mac optimizan muy bien sus recursos y hacen que prestaciones que parecen discretas en teoría, trabajen de forma sobresaliente en la práctica.Diseño Gráfico MAC

  • Diseño

Los productos de Apple siempre han destacado por ser visualmente atractivos, y los Mac no son la excepción. Sus diseños todo en uno son simples, minimalistas y se integran bastante bien con el entorno. Además, las últimas versiones vienen en una amplia gama de colores para adaptarse a todos los gustos.

  • Sistema operativo

El sistema operativo macOS es muy amigable y prioriza la experiencia del usuario con una interfaz limpia y con la que resulta fácil familiarizarse. Los archivos se organizan muy bien y cualquier acción se ejecuta con unos pocos clics. Además, por tener un lenguaje de programación exclusivo de Apple, son menos susceptibles a ataques por virus y otras amenazas, en especial las que proceden de accesorios externos como memorias USB.

  • Durabilidad

Los Mac reciben actualizaciones de software varios años después de la compra. Esto significa que, aunque el equipo no sea de los más recientes, los programas y el sistema operativo no se quedarán obsoletos con el paso del tiempo.

  • Configuración del hardware

La cantidad de almacenamiento o memoria ram se eligen en el momento de hacer la compra y es complicado e incluso imposible cambiarlas después, como sucede con los modelos más recientes. La razón es que estos ordenadores tienen una construcción muy compacta y la mayoría de sus componentes están soldados a la placa base, por lo que no es fácil hacer cambios por cuenta propia.

Diseño Gráfico MAC

Características de un PC para diseño

  • Componentes intercambiables

Todos los componentes de los PC, incluyendo tarjetas gráficas, memorias RAM, unidades de almacenamiento y procesadores se pueden cambiar sin demasiada dificultad. Esto permite actualizar el hardware a medida que haga falta y sin necesidad de comprar todo un equipo nuevo.

  • Compatibilidad

No hay limitaciones en cuanto a los dispositivos externos que se pueden conectar. Tabletas, monitores extra, ratones o lápices de dibujo se acoplan sin problemas y funcionan de forma integrada. También hay libertad en cuanto a transferencia de archivos desde y hacia los PC.

  • Softwares

Hay una oferta muy amplia de aplicaciones de diseño para Windows, ya que la mayoría de ellas se programan de forma nativa en este sistema operativo. Es muy raro encontrar softwares que no sean compatibles o presenten dificultades en la instalación.

Diseño Gráfico PC

  • Comunidad

Windows tiene una enorme base de usuarios a nivel mundial y existe toda clase de foros, centros de ayuda y comunidades que comparten información. De esta forma, es muy fácil conseguir respuestas a los problemas típicos del software en los PC, y los usuarios suelen ser muy autónomos.

  • Personalización

Un PC se puede montar según las necesidades de los diseñadores, quienes no están limitados a combinaciones específicas entre los componentes. En cambio, pueden elegir de manera independiente la cantidad de memoria, capacidad de tarjetas de vídeo y procesadores, y tamaño y características del monitor.

Lo que hay que considerar al trabajar con programas de diseño gráfico

Ahora que conoces las características de los Mac y los PC puedes hacerte una idea general de cada uno. Pero como te hemos dicho antes, cuando se trata de elegir un ordenador para diseño gráfico, la marca no es tan determinante, sino las prestaciones que tenga el equipo. Por eso, en lugar de priorizar el logo, presta atención a sus componentes.

 

Procesador o CPU

Es el elemento de hardware más importante en cualquier ordenador, ya que se encarga de gestionar toda la información. En este caso debes fijarte en que tenga al menos cuatro núcleos y una velocidad de frecuencia de 2,6 Ghz en adelante. Por supuesto, estos son requerimientos de referencia, y en la medida en que sean mayores, mejor será el rendimiento.

Tarjeta gráfica

También conocida como GPU, es otro elemento importante en el diseño gráfico. Sirve de apoyo al CPU en el procesamiento de imágenes y tiene una memoria que añade un extra de velocidad. Muchas veces viene integrada en el procesador, pero si trabajas con vídeos o renderizado, te conviene tener una dedicada.

Memoria RAM

Es una memoria temporal que almacena la información necesaria para ejecutar los programas. Junto con el CPU, es responsable de la rapidez con la que funciona tu ordenador. Aunque 8 GB pueden ser suficientes, te recomendamos unos 16 GB para trabajar de forma óptima.

Pantalla

La resolución del monitor es clave para poder visualizar los diseños en sus dimensiones y colores reales. Te recomendamos que el tuyo tenga como mínimo 24 pulgadas, resolución FullHD y una profundidad de color de 10 bits.

Softwares

Los programas de la Creative Cloud, que son la referencia en diseño gráfico, funcionan a la perfección tanto en Mac como en PC. Sin embargo, hay ciertos casos como el 3ds Max o el Final Cut Pro que solo están disponibles para Windows y macOS, respectivamente. Esto es algo que hay que tener en cuenta en el caso de que sean parte de tus softwares de trabajo.

Disco duro

Las imágenes exportadas por los programas de diseño suelen ser pesadas y requieren suficiente espacio de almacenamiento. Pero a diferencia de las demás prestaciones, esto es algo muy personal y dependerá del volumen de proyectos que manejes y la forma en que los guardes. Si lo tienes todo en la nube, apenas harás uso del disco duro y hasta 256 GB podrían ser suficientes. En cambio, si te gusta hacer copias de respaldos en local, es buena idea tener al menos 1 TB disponible. En cualquier caso, te recomendamos optar por un SSD, ya que son más rápidos, ligeros y eficientes que los HDD.

Como has visto, la clave para comprar un buen ordenador no es elegir entre Mac o PC para diseño. En lugar de eso, debes prestar atención a la capacidad de los componentes de cada equipo, pues de eso dependerá su rendimiento. Al final, tanto uno como otro pueden adaptarse a tus necesidades y permitirte desarrollar tus proyectos creativos de forma eficiente.

¿MÁS INFORMACIÓN?