Toda empresa cuenta con un logo o logotipo, con una marca, con una seña o firma de identidad y con un símbolo, nombre o detalle que es el que los usuarios, compradores, clientes y el público en general de consumidores, así como el resto de empresas, distribuidores, tiendas y socios, conocen. Sin un logotipo, una empresa no puede empezar a trabajar ni puede garantizar su futuro y su éxito. Es como el nombre o el producto principal, es su identidad y es la piedra sobre la que se construirá toda su actividad y toda la percepción de marca y opinión que se generará en la mente de los consumidores y de todos los que interactuen de algún modo con la compañía. Como veremos a continuación, es muy importante y debe cuidarse al detalle su diseño y su aspecto, así como toda la imagen detrás de la marca.

A continuación veremos quién hay detrás de las grandes marcas. Quiénes diseñaron los iconos y los logos que todos reconocemos cuando vemos en escaparates o plasmados en la ropa, los accesorios y complementos, zapatos, dispositivos o marquesinas por la calle. Los diseñadores de logos y marcas más importantes y destacados de la historia que se dieron a conocer junto a su obra. Pero, antes de hablar de ellos y de ver brevemente qué hicieron y de qué manera se ha llevado ese diseño o esa creación visual al éxito, veremos la importancia del logotipo para la empresa y de cuidar cada aspecto del mismo, no solo el aspecto visual o la parte gráfica, sino su parte interna, significado, colores, etc.

La importancia del logotipo para una empresa

Cuando una empresa se constituye como tal y se registra públicamente para empezar a operar y a trabajar, debe inscribir no solo su nombre, sino también su icono, logo o marca. Este puede evolucionar y cambiar a lo largo de los años, puede verse alterado por completo o, como ya hemos visto en más de una ocasión, cambiar hasta el nombre y la identificación del mismo hasta el punto de ser una empresa nueva o una marca totalmente diferente y separada de la anterior. La importancia y la relevancia del logo no radica en la denominación o la forma de leerlo ni en el hecho de que tenga que registrarse, sino en que es lo que ven los consumidores y es la comunicación más rápida y directa con los clientes potenciales y con el público al que nos dirigimos.

diseñadores importantes logos

Si el icono o el logotipo es atractivo, es interesante, es profundo y fácil de recordar, la marca multiplica exponencialmente las posibilidades de éxito en el mercado y de llegar a más gente, aunque a priori pueda parecernos una tontería. Si ese icono está a la altura del mercado y ha sido trabajado por un experto avanzado de renombre, las posibilidades de éxito serán aún mayores. Pero, por supuesto, la marca o el logotipo se verá afectada por la actividad de la compañía o por la calidad de sus productos, por sus relaciones con los consumidores y socios, así como por todos los departamentos y empleados.

El logo conecta a la marca con su público

Así, los consumidores al ver ese logotipo recordarán todo lo bueno y lo malo que han vivido o conocido ligado a ese logotipo. Si es una mala experiencia de uso de un producto, no repetirán la compra, si es una comida deliciosa en un restaurante, por tratarse de la marca de una franquicia de alimentación y restauración, entonces querrán volver allí y cenar de nuevo e invitar a familia y amigos.

El logo es la forma en la que la marca entra en la mente de los consumidores, se da a conocer y se vuelve destacada. Y esto es así hasta tal punto que muchas marcas y empresas venden de forma directa el diseño de la marca a sus consumidores. Vemos tiendas de ropa cuyo diseño es muy sencillo. Una camiseta con un corte u otro y una tela genérica con el estampado del logotipo de la marca y la calidad que les caracteriza, generalmente alta, claro está. Esa camiseta o ropa, por ejemplo, tendrá un precio mucho más alto que otra sin la marca, porque se vende la marca, la fidelización y la moda.

Ocurre lo mismo con productos de consumo o de uso diario, como un móvil o un ordenador. Ser usuario de la marca supone cierto prestigio y cierto estatus social, lo que hace que muchos deseen un equipo nuevo y quieran que este lleve el logo detrás, en la carcasa, la funda del móvil e incluso en pegatinas para ponerlas en el coche, carpetas u otros lugares. Pero para que esto sea posible, debe haber un gran diseñador cualificado detrás a la altura. Veamos, ahora sí, quiénes son los más destacados que han pasado a la historia.

Algunos de los diseñadores más famosos de la historia

Empezaremos por hablar de Walter Landor, diseñador que se ha posicionado como una leyenda en esta materia y en el arte de los logotipos y las marcas, siendo de los primeros en aplicar las técnicas y las normas estéticas que hoy conocemos. Algunos de sus logotipos son icónicos y son los ejemplos más empleados en las clases de diseño y marketing, por lo efectivos y avanzados que son. Hablamos de logotipos y marcas como Levi’s, FedEx, Alitalia, PeoplePC, Iberia, WWF, etc. También podemos comentar las obras de Paul Rand, famoso diseñador gráfico que creó el logo de NEXT, la empresa que fundó Steve Jobs tras ser expulsado de Apple, ABC. Ford, IBM, etc.

Sul Bass alcanzó una fama similar por tantos otros diseños de logotipos, como el de Kleenex, Girl Scouts, AT&T, United Way, etc. Y luego tenemos otros que también dejaron su huella en la industria, como Herb Lubalin, cuyas marcas no son tan conocidas y destacas en nuestro país, pero le ayudaron a dar el salto a la fama gracias a sus diseños. Y ocurre lo mismo con Ivan Chermayeff, cuyo trabajo realizó junto a Tom Geismar. Ambos siendo de los más destacados en Estados Unidos.

Todos ellos marcaron un antes y un después, revolucionando la industria del diseño gráfico y el arte de las marcas y sus diseños.

Otros diseños de logotipos y sus autores

El logotipo de Chupa Chups lo diseñó nada más y nada menos que Salvador Dalí, el conocido artista. Carolyn Davidson siendo aún una estudiante diseñó el famoso diseño de Nike. Otra de las marcas más conocidas del mundo y destacadas en el mercado es Apple, cuyo diseño original no se parece en nada al que conocemos y reconocemos hoy en día en casi cualquier parte. El de la manzana sencilla a rayas verde, amarilla, naranja, roja, morada y azul pertenece al diseñador Rob Janoff, quien elaboró tal disñeño en 1977.

Y así encontramos todo tipo de artistas y de historias tras los logotipos. Pero, como decíamos más arriba, son siempre profesionales expertos los que lo elaboran, cuidando detalles y asegurando que se pueda ampliar y editar infinitamente el diseño para aplicarlo a todos los aspectos de la imagen de marca y del branding.

Y tú ¿Conocías estos diseñadores?

¿MÁS INFORMACIÓN?