El dibujo, la ilustración, la pintura y el resto de ras ramas artísticas gráficas se han desarrollado a lo largo de toda la Historia de la humanidad, con unos periodos de mayor evolución o esplendor que otros, cambiando las técnicas, las herramientas empleadas, los elementos teóricos y cánones de belleza o los temas, etc. Pero, con la llegada de la era de la computación y la comunicación, el desarrollo de todo tipo de productos y equipos informáticos y las nuevas herramientas para artistas, diseñadores e ilustradores, ha nacido un nuevo arte que es cada día más popular y que, junto al diseño web o al diseño gráfico, se está abriendo paso en las grandes corporaciones y en todo tipo de empresas, por ser un arte muy interesante y atractivo que nos ofrece un estilo y un aspecto renovado y limpio, así como una gran utilidad.

La ilustración digital es mucho más que llevar el ámbito del dibujo y la ilustración a los equipos técnicos o a los ordenadores y las tabletas gráficas a través de software y hardware especializado, es ofrecer toda una serie de técnicas, pinceles, estilos, opciones, funciones y posibilidades de cara a plasmar de forma gráfica la imagen o el concepto que tengamos para con un producto, un anuncio, una idea o cualquier elemento a desarrollar. Así, está presente de forma transversal tanto en aspectos de desarrollo o diseño de productos como en lo que puede ser la parte más visual de cara al público, como la comunicación, la publicidad, el marketing en los espacios públicos o la cartelería, etc. Y, además de esta vía y esta salida de la ilustración digital en el terreno corporativo y mercantil, tenemos la vía del arte, en la que cada vez es más popular y cuenta con más artistas.

ilustración nuevo arte

La ilustración digital conquista el mercado

Hasta ahora, cuando hablábamos de ilustración y de dibujo, ya fuera para publicidad, para el mercado editorial, para el arte en sí mismo o para cualquier otra finalidad o materia, nos referíamos a un conjunto de técnicas elaboradas de forma tradicional, lo que se conoce como a mano o en papel, por emplear papel, tinta y diferentes pinceles, rotuladores profesionales o herramientas técnicas para ello. Sin embargo, cada vez es más frecuente encontrar todas estas técnicas y todas estas herramientas o formas de trabajar adaptadas a los ordenadores, las tabletas e incluso los móviles. Así, todo lo que hacíamos antes invirtiendo recursos, dinero y tiempo para completar los equipos y materiales necesarios para un trabajo, ahora los tenemos tan solo con adquirir un software profesional o un equipo informático que esté adaptado para este mercado y este tipo de trabajadores, artistas o ilustradores, lo que hace que sea aún más fácil.

Sin embargo, que sea más fácil y directo, no significa que sea más barato, asequible ni de peor calidad. Simplemente consigue que sea algo diferente que, en según qué casos y en ciertas ocasiones se vuelve más atractivo y recomendable para los nuevos estudiantes y profesionales que llegan al mercado con mucha ganas de ponerse manos a la obra o personas que esperan renovar sus técnicas y que quieren probar algo nuevo. Así, en lugar de continuar su carrera o su trabajo con los métodos y las herramientas tradicionales, que por lo general ya dominan y conocen a la perfección, empiezan a utilizar sus sustitutos o copias en digital, dando lugar a este nuevo arte que es la ilustración digital y que, a su vez, puede imitar o establecer en su proyecto o documento electrónico el estilo o el aspecto visual de una obra tradicional o clásica y su técnica empleada.

¿Qué hardware encontramos para este tipo de profesionales?

Podemos dividir el hardware profesional según si va dirigido exclusivamente a este tipo de profesionales y expertos que buscan emplear el producto de cara a su trabajo y a la propia ilustración y al diseño o si estos están integrados dentro de, por ejemplo, un ordenador algo más tradicional en el que al mismo tiempo cuentan con las características, las piezas y las especificaciones para tantas otras tareas que no pasan por lo laboral o lo artístico, como consumir contenido, las redes sociales, las apps de ofimática o desarrollo, la navegación web, etc. Es decir, que en el mercado encontraremos tabletas gráficas y equipos que van dirigidos y están diseñados en exclusiva para ilustradores gráficos en el entorno digital y para profesionales del diseño en sus diferentes ramas y vertientes, pero también equipos que incluyen este tipo de herramientas u opciones sin ser esa su exclusiva competencia.

Así, empresas como Wacom nos ofrecen tabletas de muchos tipos, unas como accesorio para ordenadores sin pantalla incluida y otras con duplicación de la pantalla para poder dibujar directamente sobre ella, adaptando esta al trabajo de forma que el profesional siente que está dibujando directamente sobre el papel, de forma mucho más natural. Los estudiantes y dibujantes principiantes suelen comenzar por las más económicas, que son las que no incluyen pantalla. Y luego están herramientas o equipos que directamente incluyen un equipo y sistema propio para ser independiente de cualquier ordenador.

Por otro lado, empresas como Apple incluyen en sus iPad la opción de utilizar un lápiz con diferentes niveles de presión y una gran precisión para que pueden ser el equipo ideal para un ilustrador digital profesional, al mismo tiempo que una tableta o un ordenador personal. Es un mercado que está aún en desarrollo y muy reciente, pero cada día más empleado por la comodidad y el todo en uno que ofrece.

Software especializado para la ilustración digital

En función del equipo y del formato con el que trabajemos, ya que cada dispositivo y ordenador nos ofrecerá un sistema operativo y una experiencia distinta, optaremos por un tipo de programas y aplicaciones o por otro. En los sistemas operativos de escritorio, como Windows o macOS, encontramos un software mucho más complejo y trabajado, por lo que hasta ahora ha sido el favorito de cara a diseñar o trabajar con este tipo de proyectos profesionales.

Sin embargo, últimamente se está desarrollando todo tipo de aplicaciones y software para tabletas o iPad, llevando lo que veíamos en las pantallas de nuestros ordenadores al terreno táctil y a simular la experiencia en papel o en láminas. De esta forma, para muchos ilustradores dibujar en digital es tan fácil como hacerlo en papel, puede que incluso más, al menos en lo que respecta al uso de ciertas herramientas, al color, los efectos, las correcciones, etc.

Encontramos tanto en internet como en las tiendas de aplicaciones y programas de los diferentes sistemas operativos toda una serie de programas y opciones que nos servirán para la ilustración digital y para su desarrollo, tanto si nos limitamos al dibujo como tal como si buscamos trabajar de forma más profesional y específica en ciertas tareas, como aquellas para las que se requiere el uso de vectores. En este caso, emplearemos, entre otras, Ilustrator, de Adobe, que se ha posicionado como una de las favoritas y las más destacadas, aunque no la única, como venimos diciendo.

La suma de habilidad de dibujo, conocimientos técnicos y avanzados en la materia y el uso de software y hardware especializado darán el mejor resultado.

¿MÁS INFORMACIÓN?