¿Sabes cuáles son los estilos gráficos predominantes?

Aunque no suelas vivir pendiente de la moda, es importante tener una idea clara de qué es lo que se está haciendo a nivel estético en el diseño gráfico. Ya sea para evitarlo y no caer en lugares comunes, como para adoptar lo que te inspira de cada una, hay que saber cuáles son las corrientes del diseño gráfico que más se emplean hoy en día.

¿Qué son los estilos gráficos en el diseño?

El diseño gráfico es un tipo de manifestación artística cuya misión principal es la de comunicar y transmitir un mensaje a través de elementos visuales. Y no lo hace de cualquier modo, sino de una forma innovadora, atractiva, que despierte el interés en quien lo observa.

Para lograrlo, se manifiesta a través de distintos estilos gráficos. Estos son la expresión de la estética predominante que todo diseñador debe conocer para estar al tanto de las últimas tendencias. En definitiva, aunque el arte depende mucho de la subjetividad del observador, el diseño gráfico tiene también una función comunicacional que está orientada a atraer a un determinado público.

Al igual que sucede con la pintura, la escultura o la arquitectura, en el diseño gráfico también surgen tendencias o estilos que evolucionan del mismo modo que lo hace la sociedad. Algunos movimientos perduran más en el tiempo que otros, no obstante, todos son el punto de partida para las nuevas tendencias que aparecerán en el futuro.

Estilos gráficos info

Los estilos gráficos que todo diseñador debería conocer

Fondos desenfocados, doble exposición, colores llamativos y brillantes, el estilo vintage o el retro moderno y las formas geométricas, son algunos de los estilos gráficos más utilizados. Los acabados originales e impactantes y acompañados de un mensaje contundente se han convertido en una de las mejores herramientas de difusión en el sector gráfico aplicado al marketing y la publicidad.

“El pasado vuelve”, y nada mejor para confirmarlo que el estilo hipster. Asociado a la vida alternativa, siempre con un aire retro, vintage e independiente, se ha convertido en símbolo del rechazo a las tendencias predominantes, aunque ha acabado por ser una de ellas. Por otro lado, los estilos gráficos lineales, asociados a resultados minimalistas, constituyen otra de las tendencias de los movimientos gráficos más populares y actuales.

Vintage art deco

A continuación te contamos en detalle cuáles son los estilos gráficos más empleados en el diseño gráfico y por qué resultan inspiradores.

El vintage, el Art Decó y el “retro moderno”

Por un lado, tenemos el estilo vintage o “retro antiguo”, que recoge la estética de los primeros sesenta años del siglo XX. Se suele usar para cambiar momentáneamente la estética de una marca ya consolidada en una campaña en particular. No obstante, muchas también deciden incorporarlo de modo permanente, ya que transmite una cierta idea de la calidad y el prestigio de lo antiguo.

El Art Decó en el diseño gráfico también es una expresión de esta corriente. Esa estética tan popular en los años veinte hoy está a la orden del día. Líneas limpias, diseños suntuosos, elegantes, eclécticos, y la mirada puesta en el futuro convierten este estilo en fascinante, quizás por eso esté experimentando un crecimiento tan pronunciado.

Por otro lado, entre otras de las corrientes del diseño gráfico que miran al pasado, tenemos el “retro moderno”. Se trata de una estética basada en la época de los inicios de la informática y las tecnologías digitales, entre los años setenta y noventa. Estas influencias nos remiten a los colores vibrantes y la predominancia del píxel, como los primeros ordenadores y videojuegos.

Colores brillantes y llamativos

Íntimamente relacionado con lo anterior, aparece este estilo gráfico que abandona las paletas pastel de los años sesenta para meterse de lleno en los colores vibrantes que caracterizan a los ochenta y noventa. Aunque no sigan ese estilo de forma marcada, está claro que los colores le rinden tributo a estas décadas tan particulares y dan un toque atractivo y energético a los diseños modernos.

La ilustración personalizada

Este estilo gráfico es de los más interesantes, sobre todo porque nadie quiere que su trabajo se parezca al del resto. Las ilustraciones personalizadas son una buena manera de crear un punto de encuentro entre lo que quiere la marca y lo que busca el cliente. Le dan un toque de personalidad que la distingue y hace que se vea especial y creativa.

Las ilustraciones personalizadas son, sin duda, una estrategia perfecta para crear imágenes que marquen la diferencia.

Doble exposición

Esta técnica tampoco es nueva, sino que tiene una larga historia en el mundo de la fotografía, el cine y otras artes visuales. Consiste en unir de manera fluida dos o más imágenes. Y aunque se superponen, son bastante diferentes a los collages más tradicionales. En general se representan con fotografías, pero los elementos que se utilicen dependerán de la creatividad e imaginación del autor.

Info estilos gráficos

Las estructuras modulares

El diseño basado en tarjetas o módulos está haciendo furor en los sitios web y aplicaciones móviles. Y aunque organizar los diseños de esta manera no es algo nuevo, tiene muy buena aceptación por las marcas debido a una estética atractiva y a una buena experiencia del usuario.

Estas estructuras no se sitúan necesariamente en una cuadrícula ordenada a la perfección, sino que pueden acomodarse libremente y de manera flexible, funcionando como una herramienta de organización eficaz.

El estilo minimalista abstracto

Para muchos, “menos es más” y por eso se inclinan por el minimalismo abstracto, aunque las forma de ponerlo en práctica es diferente. Hay quienes prefieren el monocromático, las líneas claras y rectas con preponderancia del blanco. Otros, también emplean colores brillantes pero con formas geométricas definidas, fondo claro y muy poco texto. A pesar de ser un estilo gráfico definido, el minimalismo abstracto ofrece múltiples posibilidades.

Formas geométricas

Las formas y patrones geométricos son una corriente del diseño gráfico en sí misma y la vemos por todas partes. Y es que genera un estilo limpio, sencillo, de fácil escaneo, pero atractivo, tanto por sus colores como por las líneas que lo caracterizan. También entra dentro de este universo el low poly, un diseño de apariencia angular y en facetas que originariamente surgió del modelado para videojuegos.

El espacio negativo

Este estilo gráfico se ha vuelto muy popular por las posibilidades que ofrece. Aunque el espacio negativo es parte esencial de cualquier diseño, aprovecharlo al máximo se ha convertido en una tendencia creciente. Jugar y utilizarlo de manera estratégica puede convertirse en un buen recurso para darle un doble significado a los diseños o contribuir a que la composición tenga un aspecto más minimalista.

Animaciones y desplazamientos

En la actualidad todo diseñador gráfico debería saber usar algunas herramientas de animación para crear motion graphics. Para el área del diseño web, cualquier elemento gráfico mejora su usabilidad atrayendo al público a diversos puntos necesarios del sitio, como llamadas a la acción, suscripciones, ofertas y formularios.

Hoy en día, como en muchas profesiones, los diseñadores gráficos deben ser personas flexibles capaces de adaptarse a los cambios que propone la era digital. Por eso, hacer cursos de diseño gráfico donde aprender a aprovechar al máximo las herramientas será siempre de gran utilidad para facilitar la inserción en el mundo laboral.

Tendencias diseño gráfico

Efecto hover

Siguiendo con las innovaciones del diseño gráfico tenemos el efecto hover, que consiste en que el cursor interactúe de forma especial con el usuario cuando utiliza un sitio web. Suele aplicarse a partes específicas de la web como botones o segmentos. Las posibilidades son muchas: cambiar la forma del cursor, marcar ciertos botones o hacer que modifiquen el color.

Lo que se te ocurra que dé un toque especial, pero sin saturar demasiado para que no distraiga. Pero cuidado, si te pasas puede llegar a ser hasta irritante para el usuario.

Maximalismo

En oposición al minimalismo surge este estilo más recargado y lleno de color. Usando tonalidades brillantes combinadas con fotografías e ilustraciones, crea un estilo de “caos organizado” de aspecto retro, pero también futurista. Sin atarse a ningún esquema rígido, este tipo de diseños está ganando mucho terreno.

El collage

Esta técnica del arte visual también tiene mucho que aportar al diseño gráfico actual. El collage digital es una de las tendencias en auge entre los estilos. Manipular e intervenir los elementos, produciendo imágenes que no podrían existir de otro modo, genera una belleza única y atractiva.

Elegir, modificar y crear algo novedoso

Está claro que estos estilos gráficos son solo algunas de las posibilidades que nos ofrece este genial arte basado en la comunicación. Te invitamos a que explores todas las posibilidades del diseño gráfico y rompas los esquemas modificando y generando nuevas tendencias. Está en los profesionales de la imagen la posibilidad de que cada día aparezcan elementos cada vez más atractivos visualmente. Recuerda que después de un tiempo de ver mucho de lo mismo, nos aburriremos de todo.

Por eso, para aprender a manejar las herramientas que como profesional necesitas y para alimentar tu creatividad, puedes hacer un Máster en Diseño Gráfico en Madrid. Te ayudará a posicionarte en el mundo laboral con todo el conocimiento necesario tanto de la profesión, como del software que necesitas para poner en práctica lo que quiera tu creatividad.

¿MÁS INFORMACIÓN?