Uno de los profesionales que suelen solicitar las empresas es el diseñador gráfico. La principal razón de esa solicitud casi permanente es que se trata de un profesional especializado en crear identidades visuales para los productos y servicios que se ofrecen en el mercado.

Toda empresa que se propone a ser competitiva y exitosa, se esmera en que sus productos o servicios sean, además de útiles e interesantes, atractivos y con una imagen personalizada que los distinga. Y eso es lo que logra el diseñador con su talento, su formación y su creatividad.

Y como todo profesional que se plantea la excelencia, la superación de etapas y una preparación actualizada, el diseñador gráfico debe cursar estudios de postgrado para mantenerse actualizado y afinar sus conocimientos y habilidades.

¿Por qué cursar un máster en diseño gráfico?

No son pocas las razones que impulsan la iniciativa de realizar un máster en diseño gráfico, sobre todo porque se trata de una profesión en la que cada día hay más innovaciones y herramientas que ofrece la tecnología.

  • Dominar los diversos y numerosos términos que forman parte del lenguaje propio del diseño gráfico.
  • Usar de manera correcta la aplicación de todas aquellas herramientas indicadas y necesarias para cada tipo de disciplina en las diferentes etapas en el proceso de creatividad para cada diseño.
  • Fomentar la utilización de materiales y diversos componentes para la solución de problemas que puedan presentarse en el proceso de creación de los diseños.
  • Fortalecimiento de la formación profesional al obtenerse conocimientos vinculados a la planificación y gestión de los proyectos.
  • Potenciar el uso de los distintos elementos fundamentales que conforman el diseño gráfico, tales como la forma, la tipografía y el color.
  • Usar los distintos elementos que forman parte de una pieza gráfica con el propósito de establecer relaciones visuales al respecto.
  • Es una oportunidad para que cada cursante demuestra los conocimientos previamente adquiridos y en su experiencia como diseñador gráfico.

A esas razones cabe añadirle que un máster es una valiosa oportunidad para intercambiar ideas, gustos y opiniones con otros profesionales del diseño. En el máster suele someterse a análisis y discusión algunos temas relacionados con el mundo audiovisual y las artes gráficas.

Recomendaciones para la elección de un máster

Cursar un máster puede parecer un reto muy grande si recién se ha terminado la licenciatura o si se han pasado años sin pisar un aula de clases, de ninguna manera es un obstáculo difícil de superar.

Master diseño grafico

Por el contrario, es la mejor ocasión para el crecimiento y desarrollo profesional y le agrega a las credenciales y al currículum un importante dato a la hora en que sean solicitados los servicios por una empresa o un particular. Estas recomendaciones deben tenerse en cuenta cuando se opta por cursar un máster:

  • Claridad de objetivos. La esencia de la educación superior es la especialización en determinada rama del conocimiento. En el caso de los estudios de postgrado se trata de profundizar y avanzar, mucho más en un área específica de la profesión que ya se ejerce. Eso debe tenerse claro cuando se decide cursar un máster.
  • Disponer del tiempo necesario para cursar esa maestría sin que se vean afectados su tiempo y sus ingresos. En este punto, es indispensable una adecuada administración del tiempo para que el horario de las horas de trabajo y el de los estudios no sean un obstáculo para uno u otro.
  • Contar con los recursos económicos que implican tomar una maestría tanto para la matrícula como para los materiales que deben obtener, o si es el caso, para los traslados a otra ciudad, en la que seguramente se encuentre establecida la institución donde se imparte el conocimiento profesional que desea adquirir.
  • Definir las metas dentro de la profesión. Elegir el máster supone que se ha decidido una mayor especialización en un área específica del diseño gráfico o si se trabaja en una empresa para escalar posiciones.
  • Un punto crucial es elegir el centro de estudios donde se cursará el máster. Debe ser igual a los objetivos que se plantean y cuyo ambiente deberá ser el más adecuado en cuanto a lo académico y al ambiente, para que se realice en las mejores condiciones y no sea una especie de sacrificio.
  • Verificar la calidad de la institución y de los profesores. Ya que se ha decidido invertir tiempo y dinero en una maestría, lo ideal es que se elija la mejor oferta en un centro de estudios de reconocido prestigio.
  • Mantenerse firme en el propósito de cursar la maestría. A pesar de que puedan surgir inconvenientes o situaciones imprevistas. Siempre es lo mejor terminar lo que se comienza, aunque haya obstáculos en el camino.

Una maestría también significa una oportunidad para nuevas amistades, nuevos contactos y para intercambiar conocimientos y experiencias con otros profesionales del diseño gráfico. Eso sin duda, le agrega valor a todo estudio de cuarto nivel académico.

Tipos de maestría en diseño gráfico

La oferta de maestrías en diseño gráfico es bastante amplia en España. Y precisamente por haber tanta oferta y tanta variedad, es conveniente elegir la que más se ajuste a los objetivos personales.

Algunas de esas maestrías, son muy acordes con las nuevas y más avanzadas formas de trabajo para los diseñadores gráficos que se presentan a continuación:

Máster en diseño gráfico y entornos digitales

Consiste, en la asimilación de los conocimientos relacionados con las herramientas informáticas que más se utilizan actualmente en los entornos específicos de esta profesión.

Se analizan y se verifican las posibilidades de los proyectos que se presenten para desarrollar la capacidad de realizarlos y con los resultados que se esperan. Parte de la verificación implica que el cursante domina los recursos conceptuales y técnicos que se necesitan para un grafismo eficaz y sólido.

Por lo general este máster está concebido en tres módulos y al término una clase magistral. Esos módulos son:

  • Diseño e identidad visual corporativa.
  • Diseño visual y editorial.
  • Diseño web, modulación y arquitectura.

Máster de diseño gráfico y marketing digital

En esta maestría se aprende la realización de diseños de identidad corporativa y diseño publicitario en general. En los objetivos de su programa se enfatiza, que optimiza la capacidad para aprovechar las imágenes con retoques o tratamientos de ellas que ofrecen las más avanzadas tecnologías.

Al término del máster, el cursante estará capacitado para la realización de los diseños que transmitan o muestren al público, en lo estético y funcional, lo que la empresa y sus productos o servicios ofertan en el mercado.

Los programas de esta maestría varían de un centro de estudios a otro y por eso deben ser consultados en la página web de cada uno de ellos.

Máster en Dirección de arte y gestión de proyectos gráficos

Los centros educativos de mayor prestigio lo imparten en tres módulos de carácter general con específicos bloques complementarios. Se plantea de acuerdo con los criterios de más actualidad en los entornos laborales, por lo que el estudiante dispondrá de un extenso abanico de recursos, herramientas y perspectivas.

Al término del máster en dirección de arte, el estudiante tendrá como valor añadido a su profesión la capacidad para gestionar y, realizar de forma integral cualquier proyecto gráfico que le sea requerido por una empresa o institución.

Máster de Diseño gráfico interactivo: identidad, editorial y web

Por el avance e innovación de las nuevas tecnologías, este máster potencia los conocimientos en el mundo digital aplicado a todo lo relacionado con las artes gráficas y sus extensas perspectivas aplicadas para ofrecer soluciones visuales a los clientes.

Su objetivo principal es dotar al estudiante de las competencias y habilidades indispensables para que desarrolle proyectos Print para la construcción de identidad que sean adecuados para los clientes y briefing.

Master dirección arte

Esta maestría está formulada de tal manera que combina el diseño digital e interactivo web con el diseño gráfico avanzado. Por eso requiere para cursarlo experiencia en software gráfico y diseño acreditados por portafolio y currículo académico.

Máster de Diseño Gráfico y de interiores

El máster en diseño de interiores está integrado por un módulo de herramientas para el diseño gráfico y el de diseño de interior. Su objetivo es la ampliación del campo de trabajo de los profesionales del diseño en dos áreas que, en apariencia, parecen incompatibles.

Para una empresa, tienda y otros tipos de negocios representa la ventaja de que esta especialización le permite contar con un diseñador capacitado para la imagen de sus productos y de los espacios donde se producen o se ofrecen.

La estética y la funcionalidad se combinan en un programa que potencia el uso de diferentes herramientas y aplicaciones digitales que facilitan la creatividad en los diferentes aspectos que conforman la imagen de una empresa, sus productos o servicios y los ambientes en que se ofertan.

Máster en Diseño editorial y publicaciones digitales

Su plan de estudios proporciona los conocimientos teóricos, prácticos e históricos para una precisa comprensión de lo que significa un proyecto editorial desde el momento de su elección hasta su completo desarrollo.

En esta maestría se promueven la imaginación y la creatividad como elementos fundamentales del diseño gráfico en todas sus etapas. Además, aporta los recursos y las herramientas conceptuales y tecnológicas para alcanzar el éxito en todo proyecto que se emprenda.

Para cursarlo se exige un determinado perfil que pueda consultarse en las páginas de los centros de estudios que lo ofrecen. De uno u otro dependen los requisitos para la inscripción. Se admiten equivalencias que se correspondan con los estudios actuales del centro estudios elegido.

Ventajas de estudiar un máster en diseño gráfico

La maestría es una experiencia y un compromiso que se asume por razones muy puntuales que se ajustan a las altas exigencias del mercado de trabajo actual. Cada vez son mayores las exigencias y los requisitos para formar parte de una empresa, un negocio o una institución pública o privada. Las ventajas que proporciona un máster en diseño gráfico saltan a la vista:

  • Se mejoran las competencias y las habilidades y se adquieren otras nuevas de acuerdo con los objetivos de los empleadores o clientes.
  • Se amplían los conocimientos y se refuerzan la formación y la experiencia.
  • Se amplían las posibilidades de conseguir empleo más lucrativo o de clientes importantes con grandes proyectos bien remunerados.
  • Se establecen redes de contactos con profesionales del mismo gremio que siempre resultan muy fructíferas en cuanto a conocimiento y oportunidades de empleos o de nuevos clientes.
  • Se tiene acceso en las últimas tendencias en cuanto al diseño en sí mismo y en cuanto a las herramientas, aplicaciones y otros recursos que ofrece el avance de la tecnología.

Para muchos, también significa que los conocimientos se reciclan, se refrescan y se enriquecen, tanto por el contenido de los programas como por los conocimientos y experiencias que aportan los profesores y el intercambio con los condiscípulos.

La oferta laboral de estos días es cada vez más selectiva y exigente, por eso cuando una empresa o un cliente en particular pide las credenciales a un diseñador no verá con buenos ojos que se haya conformado con estudios de tercer nivel.

La especialización mediante una maestría, el portafolios y las recomendaciones de terceros son una trilogía que todo diseñador gráfico debe combinar a la perfección para ser más valorado y así tenga más oportunidades de contrataciones o de ascensos en una empresa.

Para ello es indispensable que tenga comprobado el dominio de las bases del diseño:

  • Diseño editorial en cuanto a fuente, tipografía, colores y alineaciones, entre otros.
  • Branding o estructuras y valores asociados a una marca en el mundo digital.
  • Diseño de embalajes o empaque, que suele denominarse con el anglicismo packaging.
  • Diseño en medios electrónicos y online.

Con una sólida base en esos cuatro pilares un diseñador gráfico solo tiene que optar por una maestría y afinar y redondear su currículo y su experiencia profesional para hacerse más atractivo y competitivo como profesional. El resto corresponde a cómo cumpla con quienes soliciten sus servicios para su plena satisfacción y en concordancia con su valor estético y financiero.

¿MÁS INFORMACIÓN?