¿Tiene futuro BIM para el mercado profesional y corporativo?

A la hora de especializarse en una materia o de formarse en el conocimiento de una herramienta digital o una habilidad que te permitirá facilitar tu trabajo y mejorar en el ámbito que estudias o al que te dedicas, es muy importante conocer todo lo posible sobre ella y tener una visión general del futuro que puede tener, de los cambios a los que puede enfrentarse, de las ventajas e inconvenientes que tiene frente a otras opciones del mercado y demás usos y utilidades que se le pueda dar. Y es que, en un mundo como el nuestro en el que cada año vemos importantes avances tecnológicos y cambios en lo que respecta a hardware y software profesional y particular, no podemos estar seguros de que una herramienta o un programa vaya a ser siempre el más destacado o recomendable. 

Del mismo modo, no sabemos si dentro de unos años el programa o el sistema con el que trabajamos y en el que basamos nuestro empleo y nuestro trabajo vaya a seguir estando activo o vaya a ser tan relevante para el mercado. En cualquier momento podríamos ver el auge de otra herramienta que se coma el mercado de la que nosotros utilizamos y que suponga un problema para nuestra carrera o que nos exija cambiar nuestra formación y aprender a utilizar la nueva herramienta, para dejar a un lado la anterior que usábamos a diario y seguir el ritmo del mercado y las nuevas tendencias profesionales. Esto es lo que puede ocurrirles o la duda que pueden tener muchos usuarios particulares y profesionales con BIM. Se preguntan si el modelado de información de construcción tiene futuro o no dentro de la industria. 

Para responder a esta pregunta y asesorar en la medida de lo posible a todas las personas que trabajan con BIM o que se están preparando para trabar con esta plataforma y este método, vamos a analizar un poco la situación actual de BIM en el mercado y a ver la tendencia actual de los usuarios y de los expertos que requieren de software como este especializado en la construcción, la edificación y el modelado de información y datos. 

Quién utiliza BIM en la actualidad 

Ni BIM ni Autodesk Revit u otro software especializado será empleado por particulares y por usuarios del amplio público general, sino por los expertos de ciertos sectores profesionales, ya que todas estas herramientas y todas estas opciones están dirigidas a un público profesional que procedemos a comentar. En primer lugar, como no podría ser de otra manera, se dirige a los arquitectos y a los diseñadores de arquitectura o encargados de realizar el trabajo de diseño de obras arquitectónicas, tanto en lo que respecta a su exterior como su interior e incluso a partes o estructuras concretas. Este sector puede aprovechar BIM para modelar las obras y tener una visión y un control completo de la información y del resultado antes de poner en marcha las obras o realizar parte alguna de la estructura. Desde BIM o desde un programa con el que emplear BIM podrá trabajar sin problema y facilitar su trabajo, a la vez que agilizarlo y mejorar la calidad sin que suponga prejuicio alguno para la empresa o el cliente, ya que es algo que beneficia en todo momento a ambos. 

También pueden emplear BIM en su trabajo los ingenieros de ciertas ramas que quieran y puedan aprovechar el modelado de información de construcción y edificación, sus ventajas y todo lo que supone para el trabajo y el modelado de estructuras, formas, etc, junto con las herramientas y las funciones que nos aporta, gracias a Autodesk Revit u otros tipos de software que encontraremos en el mercado profesional. Mecánicos de cierto nivel y cierta rama profesional, técnicos y expertos de las compañías eléctricas que requieran de estructuras e instalaciones y demás ámbitos hacen uso de BIM, siendo cada vez más los que dan el paso a la utilización y adopción de esta potente herramienta que les facilita el trabajo y cambia la forma de hacer las cosas. 

Sin embargo y sin quitarle importancia alguna o negar nada de lo comentado hasta ahora, BIM no es el único software o la única plataforma que nos aporta este tipo de acciones y que nos trae el modelado de información de construcción, aunque esas sean sus siglas en inglés (Building Information Modeling). Existen otras opciones y alternativas que también son usadas por un gran número de usuarios. ¿Serán estas rivales de BIM en un futuro y le quitarán su puesto destacado? Veamos a continuación un análisis de su situación y la respuesta a las dudas de los alumnos y los empleados que trabajan con ella. 

Del presente al futuro de BIM para profesionales y estudiantes 

Como es lógico, el sector de la construcción y todos los sectores anteriormente mencionados y comentados buscan la realización de obras y proyectos cada vez más eficientes, económicos y de mayor agilidad, con una velocidad mayor y una productividad significativa que sea capaz de competir con las obras de otras empresas, con el trabajo de otros sectores y con la respectiva competencia de cada empresa y cada compañía o profesional. A esto se le suma la necesidad imperiosa de dotar a los edificios y a las obras de una eficiencia energética o de sistemas de ahorro de energía y de generación de energía limpia, los problemas de espacio, la iluminación, las tendencias del mercado, las modas o demandas de los clientes, etc. A su vez quieren reducir la posibilidad de error o de fallos en el diseño, por lo que requieren de software especializado. 

Para todo esto, es BIM la mejor opción a día de hoy y el mercado profesional se está dando cuenta de ello, por lo que no podemos decir que a corto plazo vayan a moverse hacia otro programa u otra plataforma, sino que se están dirigiendo hacia BIM y que están empezando a implementarla de forma masiva en sus trabajos, en sus proyectos en equipo y en sus tareas diarias y compañías. BIM tiene un puesto muy destacado en el mercado y cada vez está extendiéndose más, hasta dominar el mercado en lo que respecta a software y plataformas de modelaje de información de construcción o edificación. Todas sus ventajas y todo lo que nos aporta para el trabajo y para su revisión es más que suficiente para satisfacer a los usuarios y ganarse su merecido puesto. Por todo ello, creemos que sí tiene un gran futuro para el mercado profesional y para las empresas, por lo que también es recomendable formarse en ella y aprender a utilizarla y dominarla cual experto cualificado y titulado. 

Es más, ya ni siquiera es una recomendación o un consejo para los estudiantes y los profesionales, pues no es algo que se premie o que suponga una ventaja competitiva, aunque también, sino que es algo básico e imprescindible para muchas empresas y para el mercado global. Atentos, porque si queréis dedicaros al sector de la arquitectura y del diseño arquitectónico, o a otros similares, tendréis que dominar BIM como una asignatura y una herramienta más para el trabajo y el empleo. 

BIM se vuelve obligatorio para los profesionales 

Empieza a solicitarse y a moverse a nivel de ley europea y a nivel parlamentario que el conocimiento y el dominio de BIM, por todo lo que supone y todo lo que nos aporta, no sea solo una ventaja o un conocimiento extra al que unos opten y otros no, sino que sea algo obligatorio y básico para los profesionales, lo que supondrá un gran cambio y una revolución para la industria, que adaptará de golpe esta plataforma y esta herramienta de trabajo tal y como si fuera ligada con el cargo de arquitecto o diseñador. Igual que el pintor cuenta con un pincel o se relaciona a un obrero con un casco, los diferentes sectores que pueden hacer uso de BIM la tendrán como algo básico. Su formación será obligada a nivel legal y profesional, más allá de lo que ocurre ahora, que muchas empresas exigen esa formación a la hora de contratar nuevos empleados o nuevo personal para su plantilla. 

BIM logra imitar todo el proceso de diseño de arquitectura y de construcción de una obra en la pantalla de nuestros equipos y en un software que permite ser editado y ser modificado, corregido, revisado, presentado y demás acciones cuantas veces se quiera. Por sus facilidades, por la agilidad y las ventajas que aporta, por ser algo básico para los nuevos empleados y los nuevos expertos y profesionales del sector, así como por su relevancia para el mercado global y para las empresas, vemos que su futuro está asegurado por muchos años, sin que ello pueda cambiar en un futuro lejano para lo que respecta al software. En cualquier caso, nunca está de más el aprendizaje de un software práctico como este, pues puede servir para conocer otros y dominar cualquiera que sea similar.