Requisitos y proceso para el visado de estudiante desde Latinoamérica a España

Cualquiera que solicite el visado de estudiante para poder viajar a España a cursar sus estudios deberá tener en cuenta los diferentes factores que implica, los requisitos necesarios para obtener el visado y todo el proceso que se deberá llevar a cabo. Esos tres factores son muy importantes para poder viajar al extranjero durante el tiempo que dure el año académico, así como optimizar ese tiempo y tenerlo todo previsto, evitando problemas, errores en el papeleo o despistes que puedan imposibilitar el visado y/o el propio viaje y la estancia en España.

Veamos a continuación todos esos requisitos que exige el Consulado de España, los tipos de visados que existen en este caso y cómo es el proceso que se deberá seguir y cumplir para la correcta obtención del visado de estudiante y la realización de los estudios en el extranjero.

El visado temporal y el visado de estudiantes: diferencias y definición

Solo los ciudadanos y residentes en países miembros de la Unión Europea están exentos de obtener visado. Para el resto de países y naciones será necesario solicitarlo y cumplir con una serie de requisitos. Pero antes debemos saber de cuánta será la duración de los estudios a cursar, pues si el tiempo de estancia en España es inferior a tres meses, no será necesaria la visa de estudiante, sino una de visitante temporal, que no podrá ser prorrogable. Para periodos de tiempo superiores sí será obligatorio solicitar y obtener el visado de estudiante. Cumpliendo los siguientes requisitos y pasos, el permiso para la estancia para el periodo académico se obtendrá sin problema alguno.

El visado específico para estudiantes es obligatorio que lo solicite el interesado en el Consulado de España. Los expedientes del solicitante serán examinados y puestos a estudio por el Ministerio de Asuntos Exteriores de España, en Madrid, por lo que puede tomarse bastante tiempo hasta obtener una respuesta. En ocasiones, la espera puede ser superior a un mes, por lo que se recomienda solicitar todo tipo de visados como este con anterioridad, para evitar que llegue la fecha de comienzo del curso académico y el visado no haya sido entregado.

No solo será necesario solicitar el visado, sino también realizar todo un proceso burocrático. El solicitante deberá presentar una serie de documentos requeridos en el Consulado, con los que se procederá a completar el proceso con el fin de la obtención del visado, siempre y cuando lo concedan. En caso de haber antecedentes o existir problemas graves en los expedientes, no se aceptará el visado, y el estudiante no podrá cursar sus estudios en el extranjero mediante esta vía legal.

Requisitos al solicitar la visa de estudiante a España:

En primer lugar, se deberá rellenar y presentar la solicitud del visado de estudiante en España, que incluye la firma del interesado y todos los datos de identificación. En segundo lugar, se deberá entregar dos fotografías recientes del solicitante a color, con fondo blanco, tamaño pasaporte. El propio pasaporte vigente o un título de viaje reconocido como válido en España, con vigencia hasta el tiempo posterior de la estancia en el país.

El certificado de estudios, las notas y toda la documentación que acredite que se realizarán los estudios, sean universitarios, tesis doctorales o de cualquier otro tipo. Ello junto con la carta de admisión del centro docente español, sea público o privado, que deberá estar oficialmente reconocido, pues de no ser así, la carta no sería válida para la solicitud. El plan de estudios también deberá ser presentado, incluyendo la formación o investigación pendiente a realizar por el alumno.

Además del papeleo mencionado anteriormente, durante la estancia en España será obligatorio contar con un seguro médico. Este deberá cubrir todo el tiempo que transcurra durante la estancia en el país, por lo que no deberá caducar antes. Para más seguridad, es recomendable contratar un seguro médico que cubra meses posteriores a la vuelta de España, y no hacerlo hasta el mismo día de regreso. Junto al seguro médico se incluirá la constancia médica de buena salud, que se entrega mediante la presentación de un certificado médico oficial.

Como ya hemos dicho, cualquier antecedente o mancha en el expediente puede jugar una mala pasada a la hora de solicitar el visado de estudiante. Será obligatorio el informe de antecedentes penales o el certificado policial, por lo que este deberá estar limpio. De no ser así, se imposibilitaría la realización de los estudios en el extranjero o se complicaría el proceso.

El alojamiento y la estancia en España forman parte de los requisitos obligatorios al presentar la solicitud. Por un lado se deberá dejar constancia del alojamiento que se tendrá en España, y por el otro, la constancia de fondos económicos, demostrando así que será posible la manutención en el país de destino y que se podrá cubrir todos los gastos.

Si el estudiante es menor de edad no podrá solicitar el visado sin la autorización de sus padres o tutores legales. Y, si fuera necesario, aunque no suele ser la norma general, las autoridades españolas podrían realizar una entrevista para conocer al estudiante más a fondo. Una vez notificado de ello, el interesado tendrá hasta 15 días para presentarse en el Consulado y realizar dicha entrevista.

Requisitos para familiares y acompañantes

Está permitido que familiares del estudiante le acompañen en su viaje, pero también deberán cumplir con una serie de requisitos. Estos son más sencillos que los del estudiante en cuestión, pues ellos van en calidad de familiar, y no a cursar un curso académico ni a realizar una investigación. Entendemos por familiar al cónyuge o a la pareja de derecho común del interesado, sus hijos o aquellos familiares con alguna discapacidad física que deban permanecer a su lado. Los requisitos que se les exigirá son:

  • Que demuestren el vínculo familiar con el estudiante, es decir, constancia de su relación. Hay una serie de categorías para los familiares que deberán cumplir, ya que no se le da el permiso a cualquiera. Se deberá demostrar el vínculo y que sea un familiar de entre los permitidos para acompañar al estudiante.
  • Constancia de fondos económicos y solvencia financiera, para sufragar gastos durante la estancia en España.
  • Si el familiar es menor de edad, se le exigirá la autorización de los padres o tutores legales para poder obtener el visado.

En resumen, podríamos decir que son los mismos requisitos que en principio se le exige a los estudiantes, solo que hay que tener en cuenta que, al ser un familiar del mismo y que no viaja al extranjero para cursar unos estudios, todo el papeleo de la formación académica y el expediente no será necesario, entre otros detalles que tampoco se le exigirá.

¿Qué pasa cuando el estudiante llega a España o al país de destino?

Una vez que todo el proceso ha sido completado correctamente y que cuenta con el visado, se realizará el viaje. Al llegar a España, el estudiante deberá solicitar la tarjeta de estudiante extranjero que verifique su identidad y que cuenta con el permiso para realizar los estudios. Esta se solicita ante la Oficina de Extranjeros o la Comisaría de Policía más cercana. El plazo máximo para solicitarla es de un mes desde su entrada en el país, por lo que no deberá despistarse. Esta tarjeta solo será necesaria para aquellos que cuenten con una estancia superior a seis meses.

Por descontado, en ningún caso se deberá perder la identificación ni olvidar el pasaporte, título de viaje o formulario de solicitud, pues serán imprescindibles para la obtención de la tarjeta y para la estancia. De perderlos u olvidarlos tendría que solicitar todo un proceso para confirmar su identidad, lo que podría resultar muy problemático para el alumno, que se arriesgaría incluso a perder el visado de estudiante, en función del caso y de la forma en la que se lleve a cabo la recuperación de los papeles y la identificación.

Cumpliendo con todos los requisitos y realizando los pasos correctamente, el estudiante podrá cursar sus estudios en cualquier centro o universidad de España que le haya aceptado previamente y beneficiarse de las ventajas que estudiar en el extranjero suponen para un estudiante. Desde la experiencia hasta los conocimientos teóricos y prácticos aprendidos durante el curso académico le ayudarán a crecer como individuo y como estudiante. Así como a continuar creciendo en su materia académica y estar cualificado para el mercado laboral y un futuro puesto de trabajo.