¿El packaging es diseño gráfico?

Si deseamos responder a la cuestión planteada en el título superior, antes deberemos conocer y comprender qué es el diseño gráfico y qué es el packaging. Comenzaremos por este último.

En sentido estricto, el packaging podría ser definido como la tecnología y el arte de proteger los productos de cara a su posterior distribución, almacenaje, venta y uso. Pero en la actual sociedad de consumo en la que nos encontramos inmersos, podemos deducir que la finalidad del packaging no es única y exclusivamente esa función de protección.

Por lo que respecta al diseño gráfico, esta disciplina consiste en la combinación creativa de formas, imágenes, colores, tipografías y otros elementos cuya finalidad última es la de transmitir de forma atractiva, rápida, innovadora y eficaz un mensaje de forma visualmente gráfica.

Retomemos el concepto de packaging e imaginemos por un momento que deseamos comprar un ordenador. Acudimos al establecimiento que los vende y allí encontramos, bajo un cartel que dice “Ordenadores”, un amplio expositor con diferentes cajas, todas ellas de color blanco y en las que únicamente aparece la marca y modelo del ordenador que hay en su interior. ¿Por cuál te decantarías? ¿Cuál de ellos llama tu atención? Efectivamente la respuesta es ninguno pues, si bien todos ellos cuentan con un packaging que los protege, ninguno de ellos refleja lo que este esconde en su interior.

Por lo tanto, el packaging tiene una segunda e importante misión que es la de captar la atención de los consumidores y usuarios a través de un diseño innovador y atractivo que, de manera simultánea, transmita el mensaje de aquello que con tanto celo protege en su interior.

El packaging se alza como intermediario entre el producto y el consumidor, establece una comunicación directa con este, y cumple las funciones de contener, proteger, conservar, transportar, informar y vender. Y son precisamente estas dos últimas funciones de informar y vender las que se corresponden con la función comunicativa del diseño gráfico.

En conclusión, sólo cabe una única respuesta a la pregunta planteada a comienzo: SI, el packaging es diseño gráfico, pero no sólo eso.