El Diseño gráfico y el Diseñador Gráfico en la actualidad

Si ya has decidido formarte profesionalmente como diseñador gráfico en la Escuela de Diseño de Madrid ESDIMA es importante que cuentes con toda la información posible no sólo acerca de la propia escuela, de la calidad de su programa de formación, de la profesionalidad de su profesorado o de las puertas que te abrirá al mundo laboral, si no también la situación actual en la que se encuentra el sector del diseño gráfico y la figura profesional del diseñador gráfico. Sólo de esta manera, y con toda la información en tu poder, podrás decidir con mayor acierto hacia que rama dirigirte en mayor profundidad dentro del amplio mundo del diseño gráfico.

Actualmente, el Diseño Gráfico juega un papel de enorme importancia en el desarrollo económico de los países ya que actúa como nexo de unión entre las empresas, marcas e instituciones por un lado, y los ciudadanos (usuarios y consumidores) por otro lado. Es decir, el diseño gráfico forma parte de la comunicación al ser capaz de transmitir el mensaje desde su emisor hasta su receptor, y además lo hace empleando para ello el ingenio y la creatividad, creando proyectos visuales innovadores e impactantes, capaces de llegar al público y sobre todo, capaces de transmitir una idea a través de una imagen, de hacer comprensible un mensaje a través del poder de lo visual.

Así, el diseño gráfico y, por extensión, el diseñador gráfico, se encuentran plenamente implicados en el proceso comunicativo y por tanto, también en la evolución constante de las nuevas tecnologías y sus variados soportes y medios. Al igual que éstas, el diseño gráfico es una disciplina artística y tecnológica en constante movimiento, siempre adaptada a las nuevas tecnologías y sus usos, y también a los cambios sociales en general.

El diseñador gráfico está sometido a un proceso de perfeccionamiento constante mientras que las empresas que lo demandan, invierten cada vez más recursos en el diseño gráfico, conscientes de lo importante que resulta para dar a conocer sus productos y para darse a conocer ellas mismas y transmitir su filosofía e imagen de marca.

La constante evolución de la profesión ha servido, por sí sola, para demostrar su importancia, trascendencia y utilidad, lo que se traduce en que nos encontramos ante un sector de enorme relevancia actual, y con unas opciones de futuro increíbles.